Qué isla de las Islas Canarias visitar

Este archipiélago español se encuentra frente a la costa noroeste de Marruecos. 

El variado paisaje de cada una de las islas es fascinante: Tenerife, Lanzarote, Gran Canaria y sus vecinos tienen paisajes volcánicos de otro mundo, frondosos bosques de pinos, calas rocosas secretas y franjas de dunas de arena. El buen tiempo permanente, las ciudades históricas, un calendario de festivales inusuales, una cocina maravillosa y el vino local significan que no hay un mal momento para visitar. Cualquier época es buena. Tanto si eres un ciclista de carretera apasionado por descubrir rincones remotos de Gran Canaria, un aficionado a la arquitectura obsesionado con las estructuras de César Manrique en Lanzarote o un amante de la naturaleza que busca nuevas especies de flores silvestres en la Reserva de la Biosfera de la UNESCO del pequeño El Hierro, hay una isla canaria para cada viajero.

Fuerteventura

Fuerteventura está bañada por el sol y azotada por el viento, con llanuras salpicadas de cactus, dunas de arena onduladas y olas de color verde esmeralda. Su Parque Natural de Corralejo, contiene las dunas más grandes de las Islas Canarias. El Centro de Interpretación Arqueológica de la localidad de Atalayita es el sitio histórico más importante de la isla, con antiguas casas aborígenes construidas en muros formados por lava. El sol durante todo el año y el viento constante hacen de la isla un destino de clase mundial para los windsurfistas y kitesurfistas que acuden en masa a la Playa de Sotavento. Aquí te dejo una guía de qué ver en Fuerteventura en 4 días

Gran Canaria 

Una de las favoritas entre los viajeros que desean combinar playa con caminatas por la montaña y visitas a ciudades históricas. La tercera isla más grande del archipiélago es posiblemente la más diversa de todas. Entre los lugares históricos más destacados de Las Palmas, están la Catedral de Santa Ana del siglo XV y la Casa de Colón del siglo XVIII, donde se afirma que el explorador Cristóbal Colón trazó sus cinco primeras semanas de viaje a América. 

Tenerife

Es la isla más grande y desarrollada. Tenerife tiene hoteles sofisticados, comida excelente y una rica oferta cultural. Pero más allá de los ajetreados complejos hoteleros del sur, es totalmente posible encontrar rincones vírgenes, como Garachico y La Laguna.

Dominando toda la isla se encuentra el volcán cubierto de nieve Pico del Teide, el pico más alto de España, atravesado por algunas de las rutas de senderismo más espectaculares de las Islas Canarias.

La Gomera

Muchos opinan que esta es la isla canaria más auténtica, una delicia de pequeño tamaño con la mejor cocina del archipiélago servida en tabernas callejeras, una vibrante escena artesanal y una jerga local única: el Silbo Gomero, compuesta de silbidos que transmiten mensajes hasta kilómetros a los pueblos vecinos. San Sebastián es la capital de la isla, donde los restaurantes sirven sopa de berros y papas arrugadas ardientes (patatas con salsa de guindilla), y se puede ver a los alfareros elaborando cerámica tradicional en talleres al aire libre. Se le otorgó el título de Reserva Mundial de la Biosfera en 2011.

El Hierro

El Hierro es la menos desarrollada, la segunda más pequeña y la más al sudoeste de las ocho principales Islas Canarias. Es amada por los viajeros responsables por sus pequeñas empresas familiares, las laderas salpicadas de flores silvestres y por ser totalmente autosuficiente con energía renovable. El Hierro es romántico, remoto y un paraíso para excursionistas, kayakistas, esnórquel y surfistas.

La Palma

Los canarios llaman a la isla «La Isla Bonita», y la capital, Santa Cruz de La Palma, es una delicia arquitectónica, con un casco antiguo del siglo XVI bordeado de grandes mansiones y residencias con balcones y encaladas.

En 1983, La Palma fue la primera isla canaria en ser designada Reserva de la Biosfera y es la más verde del archipiélago.

El norte de la selva tropical es un punto culminante, donde el Bosque Encantado hace honor a su nombre, pero el sur volcánico, donde los cráteres y las formaciones rocosas escarpadas marcan el paisaje.

Lanzarote

Geológicamente extrema y culturalmente poco convencional, Lanzarote tiene un paisaje lunar que se caracteriza por 300 conos volcánicos y campos de lava ennegrecidos levemente apocalípticos, donde los viñedos volcánicos ofrecen una experiencia completamente única de enoturismo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.