La vida con Loli_ Recuerdos de Lonely Planet

Ayer me desperté con la bonita sorpresa de que una de mis fotos de Islandia, con su textito explicativo y poético había sido publicada en la revista Lonely Planet España, de este mes de febrero. Casi na!

lonely planet islandia

“Pocos lugares me han impactado tanto, en mis viajes, como las zonas geotermales que recorren Islandia. Esta imagen las tomé en las montañas de Hveragerdi, al sur de la isla. Tras un hikking de una par de horas desde el pueblo, por paisajes que recuerdan más a la fantasía del Señor de los anillos que a cualquier realidad conocida, me encontré con este río de agua caliente, perfecta para un baño entre volcanes y montañas. Y es que Islandia no es otro país cualquiera, es un escenario que apela a nuestros sentidos y que no entiende la razón. Islandia es otro planeta, un planeta solitario. A lonely planet”

Hacía mucho tiempo que no me quedaba embobada viendo una foto mía impresa, no sólo porque sea Lonely Planet, que es el Vogue de los viajes, sino porque está impresa en grande, con los colores tal como yo los retoqué, con ese toque de de-saturación que tanto le va a un país nórdico. Y recordé alguna que otra anécdota viajera con nuestra amiga Loli.

Mi compañera de muchos viajes, Natalia y yo, siempre la hemos llamado cariñosamente la Loli. Loli ha sido una más en el viaje, al mismo nivel a la hora de tomar decisiones. Nunca hemos sido dos en la ruta, sino tres.

No creáis que siempre hemos estado de acuerdo en todo, que va! Pues anda que no hemos tenido rifirafes y conflictos con nuestra amiga Loli. Recuerdo especialmente un lugar en el sur de Chile, Puerto Cisne podría ser, no estoy segura, y Loli hablaba de un restaurante “pretencioso y sobrevalorado” que, sin embargo, a nosotros nos pareció el sitio más estupendo de ese final del mundo que es el sur de Chile.  Estuve como 4 días seguido sin hablarle, Loli me tenía harta con sus insinuaciones y su manera sutil de querer tener siempre la razón. Empecé a dudar de ella y su criterio, sospechando que estaba vendida y que realmente no nos sugería, sino que nos encaminaba según ciertos intereses… Pero como los siguientes alojamientos los eligió la mar de bien, y estuvimos de acuerdo en casi todo, pues terminé perdonándola. Esa es la cuestión…a la Loli siempre se termina volviendo.  Es como el típico amigo  “especialito” que mucha gente no entiende pero tu quieres incondicionalmente, y aunque muchas veces te ponga de los nervios, al final siempre lo quieres igual. Natalia, siempre ha sido mucho más fiel a Loli que yo, -yo soy demasiado rebelde como para preferir un escrito a lo que tenga que decirme un local-, y como ella misma dice: “cuando me dan ganas de mandarla pal carajo,me quedo con sus mapas y recuadritos azules, que son sin duda, lo mejor.”. Pero al igual que yo, Natalia al final siempre vuelve.

Gracias Loli por la publicación y por los buenos momentos.

Viajad viajad malditos

Son.

 

Periodista de viajes, guía de turismo, fotografa y editora de contenidos. Enamorada del Slow travel, del senderismo, del queso y del Camino de Santiago.

2 Comments

  1. Reply
    fotografiadslr

    Enhorabuena. Estas cosas siempre hacen mucha ilusión. Espero que la sigan muchas más.
    Saludos.

    1. Reply
      sonsoleslozano Post author

      Si ehh? Ando como una niña pequeña! 😉 Muchas gracias! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *